¿En cuántos canales tiene que estar mi marca?

Cuando lanzamos un emprendimiento en el ecosistema digital, se nos presenta un mundo de canales muy diferentes entre sí, ¿en cuáles deberíamos estar?


La reacción más natural suele ser abrir cuentas en todas las plataformas para poder sacarle jugo a todas las posibilidades disponibles. Sin embargo, para mantener una marca en el tiempo es clave priorizar nuestros esfuerzos para que sean sostenibles.


Hoy queremos compartirte algunos consejos para que puedas adaptar el ecosistema digital a las necesidades propias de tu proyecto.



¿Qué tanta disponibilidad tenés?

En un mundo ideal, tendrías tiempo infinito para comunicar tu marca en todos los medios posibles. Sin embargo, no siempre sucede así.


Lo más probable es que, además de comunicar, tengas otras varias funciones en el día a día de tu marca. Te recomendamos que definas - de forma realista - cuántas horas por día o por semana vas a poder dedicarle a tu comunicación.



¿Dónde está tu público?

Como sabrás, cada red social llega a públicos distintos. Es importante que definas en detalle cuál es exactamente tu Target (edad, género, intereses, comportamientos, etc.) para que puedas entender en dónde vas a poder conectar con tu público ideal.



¿Qué canales te resultan más cómodos?

Ya que vas a invertir tiempo y energía en estas plataformas, es importante que te preguntes si son espacios en los que te sentís a gusto o si los estás eligiendo únicamente porque sentís que es estratégico.


Podés comenzar en aquellos canales que ya usás en tu vida y que vayas sumando otras plataformas cuando vayas sintiendo la necesidad de hacerlo.



Y finalmente… ¿En qué contexto querés hablarle a tu público?

Cada vez más, además de pensar en el público que está en cada plataforma, tenés que evaluar qué uso le dan las personas a la misma.


Por ejemplo, en LinkedIn podés encontrar al mismo público que en Instagram. Sin embargo, el uso que le dan a la plataforma es completamente distinto, ya que una se enfoca más en vida profesional y la otra en lifestyle y la otra en la vida laboral.


Para definir este punto podés hacerte la siguiente pregunta: ¿en qué contexto quiero que consuman mi contenido? ¿en qué momento del día quiero que vean mi producto o servicio?


Con el tiempo se va volviendo más fácil

Esperamos que esta nota te haya dado un poco más de claridad a la hora de definir tus canales.


Sabemos que no es una tarea sencilla: tener que amigarse con una plataforma es todo un desafío, sin embargo te aseguramos que si elegís el/los canales a conciencia, con el tiempo se irá volviendo más natural y vas a poder sacarle mucho provecho para tu marca.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo