top of page

Cómo armar la planificación estratégica de tu negocio para alcanzar sus metas

Actualizado: 17 mar 2023

Sin importar la época del año que sea, siempre es un buen momento para aterrizar tu planeación de aquí a 12 meses para visualizar a donde deseas llegar con tu negocio y los pasos que tendrás que seguir para lograrlo.


Planificar no implica que tengas que apegarte a una hoja de ruta sin posibilidad de adaptarte a los cambios, pero esos giros siempre serán más fáciles si cuentas con un plan a partir del cual tomar decisiones.


Te compartimos los 5 pasos para armar una planificación ganadora que te lleve, sin turbulencias, a la línea de meta.




1. ¿Qué harías si no tuvieras miedo?


Vivimos poniendo nuestros planes más increíbles en pausa por miedo a no lograrlo.


Date la oportunidad de derribar barreras e imaginar dónde te gustaría llegar con tu marca dentro de un año.


Sueña en grande, ¿qué harías si tuvieras la certeza de que todo saldrá bien? ¿Abrirías una academia en línea? ¿lanzarías una nueva línea de productos? ¿comenzarías tu carrera como speaker internacional?


Ahora que tienes un norte claro, es tiempo de seguir camino.


2. Convierte los sueños en algo concreto


Con la línea de llegada definida, es tiempo de aterrizar metas claras y concretas para trazar el plan estratégico que te comenzará a acercar a ellas.


Esto significa ponerle cifras y plazos a los sueños. Por ejemplo, si deseas abrir una academia: ¿cuándo te gustaría lanzarla? ¿en qué plataforma la vas a montar? ¿sobre qué temas serán tus formaciones? ¿serán en directo o con la posibilidad de que las personas vayan avanzando a su propio ritmo?


Piensa en objetivos que sean realistas según la trayectoria de tu marca, su posicionamiento y recursos. Quizás veas que los números no son tan ambiciosos como te gustaría, pero tómalos como escalas necesarias en tu travesía digital.


3. Analiza el panorama general


El destino final está fijado, toca identificar los paradas intermedias y las acciones que se llevarán adelante en cada una.


Te recomendamos dividir el año en trimestres y asignarles a cada uno un objetivo de conversión / venta. Puede ser el lanzamiento de un nuevo programa, que abrís agenda para sesiones personalizadas, el rediseño de un servicio, etc.


A partir de estos grandes objetivos de conversión se van a desprender los pasos previos necesarios para alcanzarlos.


Por ejemplo, si deseas lanzar tu academia online de acá a 4 meses, ¿qué deberías tener listo antes de eso? Quizás necesites llevar adelante una estrategia de re-conexión con tu audiencia, luego trabajar con la generación de expectativa y diseñar un evento gratuito que te sirva para captar potenciales clientes para recién entonces hacer el lanzamiento de tu academia.


A la hora de armar tu estrategia pivotea constantemente entre la visión a largo (ya sea anual, semestral o trimestral) y a corto plazo.

Ahora, ¡es tiempo de ponerte manos a la obra!


4. Nada sucederá si no lo calendarizas


Con tu plan maestro en mano, es momento de pasar al siguiente punto: hacer el listado de accionables y calendarizarlos.


Si seguimos con el ejemplo anterior, el lanzamiento de tu academia online dentro de 4 meses:


  • Los dos primeros mes comenzarás a generar una estrategia de reconexión en redes sociales compartiendo contenido de valor acerca de la temática de la que serán tus cursos.

  • El tercer mes puedes crear un evento gratuito para captar potenciales clientes (a la vez que vas montando la academia y el contenido).

  • Y el cuarto mes harás el lanzamiento y la etapa de venta a la base de potenciales clientes.


Identifica todas las acciones necesarias para alcanzar tus objetivos, por más pequeñas que parezcan y calendarizalas.


Recuerda ser realista con los tiempos propios de tu negocio y los recursos disponibles, quizás algunas estrategias te lleven más tiempo del que te gustaría, pero es importante que no intentes forzar nada.

Con la calendarización lista, es momento de pasar al quinto y último punto.


5. Numerito dime tú...


¿Cómo saber si tu planificación estratégica está llegando a buen puerto? Asignando KPIs a cada una de las acciones, es decir, indicadores numéricos que te dirán si todo va sobre ruedas o es momento de hacer ajustes.


Por ejemplo, en la etapa de reconexión con tu audiencia las métricas clave a medir serán interacción en redes sociales, tasa de apertura en tus campañas de correo y número de visualizaciones de tus Lives, etc.


Asigna objetivos específicos: no es lo mismo decir "crecer en engagement" que decir "incrementar un 5% la interacción en Instagram durante marzo".


¡Listo! Es tiempo de accionar, ya tienes todos los ingredientes necesarios para trazar la planificación estratégica de tu marca.

Te recomendamos regalarle un día completo a tu emprendimiento para trabajar en estos 5 puntos y armar tu plan de acción para los siguientes 12 meses. Cuando avanzas con un norte claro, el camino se hace más ligero y los resultados llegan de manera más orgánica.


💌 ¿Te gustaría que te acompañemos a aterrizar la calendarización estratégica de tu negocio? Escríbenos a hola@agenciasoen.com para que podamos compartirte la propuesta que diseñamos especialmente para ti.



5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page